Camino de Baztan – Etapa 1 – BAIONA – USTARITZ

Llegué a Baiona tras coger el autobus Bilbao – Baiona en la estación de Termibús. En el mismo autobús, gracias al buen tiempo que hacía, disfruté de las vistas que me brindó el recorrido desde Donosti pasando por Hondarribia, Ziburu, Getari, Donibane Loitzune, Biarritz… hasta llegar a la estación de autobuses de Baiona, que afortunadamente está muy cerca de la catedral de Baiona, lugar en el que comenzaba mi aventura, o peregrinaje a pie de Baiona a Iruña.Bajando desde la catedral al rio se pasé por la parte vieja de Baiona, buen ambiente, bares y comercios de todo tipo, una vez en la orilla del rio pasé unos puentes y salí de baiona por una caminito por el que andaba gente, a pie, en bici y en patines. A un lado el rio y al principio casitas con su huerto y luego grandes maizales.Justo saliendo de Baiona vi un cernícalo, que me acompañó durante gran parte del camino, así pasé por al lado de Milafranga, un pequeño pueblo muy bonito al borde del rio. Me equivoqué con las indicaciones de la ruta que llevaba, una piedra me confundió y me hizo retroceder. Para un caminante novato como yo, ese esfuerzo se hizo notar, y decidí que no retrocedería nunca más, siempre seguiría hacia adelante y ya encontraría el camino nuevamente (eso en la siguiente etapa tendría consecuenciás importantes). Además, cometí el grave error de no llenar la cantimplora en Baiona, y ahora ya tenía sed, noencontraba una fuente, me pesaba la mochila…

Pero llegué a Ustaritz! un pueblo que ya conocía porque había estado aprendiendo Francés allí en unos campamentos de verano cuando tenía trece años, por eso me pareció que estaba creciendo mucho para lo que fué. Llegué a un restaurante y allí me paré a descansar, me comí un bocadillo y pregunté si había donde dormir en Ustaritz. Se lo pregunté al camarero en euskera,y me respondió muy amablemente también en euskera, que no había ningún hotel, albergue ni camping en Ustaritz. Que lo más cercano era el camping de Cambó. Este camping no me quedaba de camino, así que decidí buscar un lugar en el que estuviera protegido si llovía y dormir haciendo vivac :) Pensé en el pórtico de la iglesia, en el Pais Vasco casi todas las iglesias tienen buenos porticos, pero casualidad la iglesia de Ustaritz no lo tenía, así que tuve que buscar otra alternativa… y la encontré! La ikastola de Ustaritz tenía un pórtico enorme, ideal para que yo pasará alli la noche. Una vez que ya sabía donde me iba a quedar a dormir, me fui a un parque cercano y me quedé ahi descansando mientras oía cómo en un edificio cercano ensayaban los cantos tradicionales en euskera las mujeres y hombres a coro al principio, las mujeres sólas después y los hombres sólos finalmente, a mi me llegaba el sonido suavemente, era una situación super relajante :)

 

Cuando acabaron los cantos ya eran las once de la noche, esperé a que salieran todos y se fueran en sus coches, cuando ya no habia nadie alrededor salté el pequeño muro que delimitaba la ikastola y me preparé el saco para echarme a dormir.Este día me tiré andando, unas 4 horas.Dormí como un lirón :)

Posts relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 4 = 8

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>